La Policía Local de Mérida denunció ayer a cinco responsables de puestos del mercadillo instalados en el recinto ferial por no cumplir con la limpieza obligada tras el desmontaje de su tienda móvil.

Según señala el consistorio en nota de prensa, “limpiar los puestos del mercadillo y su entorno tras cada jornada es obligatorio, como así lo recoge la Ordenanza municipal de ocupación de vía pública del Ayuntamiento de Mérida que obliga a los responsables de cada puesto del Mercadillo de los martes a recoger de basura y residuos su espacio y el entorno del mismo.

“La ordenanza vigente sobre ocupación de vía pública en el artículo 91 hace referencia a la obligatoriedad de las personas con licencia de venta en el Mercadillo que deben limpiar el puesto y su entorno”, explica el delegado de Policía Local, Marco Antonio Guijarro.

El delegado municipal recuerda, además, que “todos los establecimientos de veladores, terrazas y puestos de mercadillo tienen la obligación de mantener limpia la zona donde realizan su actividad”.

Desde la delegación recuerdan que la Policía ha intensificado los controles en la ciudad de las normas higiénico sanitarias marcadas por las administraciones para el control del virus. “Es fundamental que todos las cumplamos y que la labor de la Seguridad pública sea pedagógica, pero si no es así, estaremos vigilantes y sancionaremos a quienes no cumplan las normas establecidas”, apunta Guijarro.

En la actualidad, y tras la progresiva ocupación de los espacios efectuada al acabar el estado de alarma, hay 203 puestos ocupados cada martes.