Aún no se pueden determinar las consecuencias del Brexit en Extremadura

  • 01/02/2020
  • 0

EN LA PICOTA 1.089

Aún no se pueden determinar las consecuencias del Brexit en Extremadura

Este sábado a las 00,00 horas se ha consumado una de los mayores errores de la historia reciente. El Brexit. Poco podía imaginar David Cameron, el primer ministro que tuvo la ocurrencia de convocarlo, que iba a producirse la salida del Reino Unido y se pondría fin a la relación con el resto del continente iniciada en 1973.

El Brexit se ha cobrado varias víctimas políticas, entre ellas el propio Cameron y su sucerosa, Theresa May. Tampoco podíamos imaginar que otro inconsciente como Boris Johnson iba a rematar la faena como lo ha hecho, sin tener aún perfiladas las consecuencias que pueden producirse.

Hay muchos extremeños que viven en el Reino Unido, y también británicos en nuestra región, para los que se abre un periodo de incertidumbre, aunque hasta el 31 de diciembre no se producirá la salida real.

Por tanto, aún no sabemos cómo afectará esta ruptura abrupta a los ciudadanos de ambos lados, como tampoco qué consecuencias tendrá para las exportaciones de nuestros productos, sobre todo los procedentes del sector agroindustrial.

Porque en un mundo tan globalizado como en el que nos encontramos, son muchas las conexiones que nos mantieneninterrelacionados, y prever lo que ocurrirá es impredecible. Como también lo es la posible desestabilización que se pueda producir en la economía de ambas partes afectadas.

En un tiempo en el que hemos aprendido que el tamaño de los países sí importa, resulta incompresible descifrar que locura mental transitoria puede haber afectado a aquellos que convencieron con engaños y cifras falsas a quienes apoyaron el Brexit.

Una figura tan destacada como el general Charles De Gaulle dijo en 1967 que Los británicos nunca han sido de fiar”, señalando que no eran compatibles con la idea de Europa que tenían franceses y alemanes. De hecho, siempre han sido la mosca cojonera de la Unión, hasta el punto de no querer entrar en el euro. Pero el pueblo no es culpable de haber generado este problema, han sido los políticos ingleses los que equivocaron a su electorado con su incompetencia y el ánimo de injerencia que siempre otorgan los nacionalismos exarcebados.

Veremos cómo acaba esto, pero lo cierto es que hoy es un día triste para esta Unión Europea que de nuevo tiene que repensar su futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *