La desescalada durará hasta finales de junio y se activarán cuatro fases. El curso se reabrirá en septiembre

  • 28/04/2020
  • 0
El ejército patrulla en Mérida
Televisión Extremeña

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado este martes un plan de desescalada en la lucha contra el coronavirus que tendrá cuatro fases antes de llegar a una “nueva normalidad”, comenzando por una “fase cero” o de preparación.

La unidad de aplicación será la provincia o la isla, de manera que cada una de ellas puede avanzar a distinto ritmo y pasar de una fase a otra en función de cómo se cumplan los marcadores que se establezcan.

La “fase cero” comenzará el 4 de mayo en toda España con la excepción de las islas de Formentera (Baleares), Gomera, La Graciosa y El Hierro (Canarias), que se situarán ya en la fase 1.

El objetivo del Gobierno es que una semana después, el 11 de mayo, todas las provincias entren en la fase 1. A partir de ahí, cada fase durará al menos dos semanas –el tiempo de incubación del virus, pero Sánchez prevé todo el plan dure como mucho ocho semanas en toda España, es decir, hasta finales de junio.

En el transporte público el uso de mascarillas estará altamente recomendado en todas las fases y también en la “nueva normalidad”. Solo entonces serán posibles los desplazamientos entre provincias. Sánchez ha detallado algunos ejemplos de actividades que se permitirán en cada fase.

Estas son las cuatro fases del plan:

1.- “Fase 0” o fase de preparación de la transición. Es la fase actual en la que, además de las medidas de alivio comunes para todo el país, como las salidas reguladas de los menores de 14 años desde el pasado domingo, o las previstas para el próximo sábado, día en que se podrá salir a dar un paseo o a hacer deporte de forma individual, “se abrirán pequeños resquicios de actividad económica”.

Como ejemplos, el presidente ha citado la apertura de locales con cita previa para atención individual de los clientes; la de restaurantes para llevar comida a domicilio sin consumo en el local; la apertura de entrenamientos individuales de deportistas profesionales y federados; y el entrenamiento básico de ligas profesionales.

2.- “Fase 1” o inicial. Se permitirá en cada espacio territorial definido, en principio la provincia, el inicio parcial de ciertas actividades, como el pequeño comercio con condiciones estrictas de seguridad; en restauración, la apertura de terrazas con limitación al 30 por ciento de ocupación; en hostelería, la apertura de hoteles y alojamientos turísticos excluyendo zonas comunes y también con determinadas restricciones.

En esta fase, se incluirá un horario preferente para los mayores de 65 años; en el sector agroalimentario y pesquero se reanudarán las actividades que mantenían restricciones; los lugares de culto podrán abrir limitando su aforo a un tercio; en el ámbito deportivo se contempla la apertura de centros de alto rendimiento y se permitirá el entrenamiento en ligas profesionales.

3.-“Fase 2” o intermedia. Se abrirá el espacio interior de los locales con una ocupación de un tercio del aforo y garantías de separación de mesas; aunque el curso escolar no comenzará hasta septiembre, se reabrirán los centros educativos para actividades de refuerzo, para garantizar que los menores de 6 años puedan acudir a ellos si ambos padres tienen que trabajar presencialmente y para la Ebau.

Se prevé la reanudación de pesca y caza deportiva; la apertura de cines y teatros con un aforo limitado a un tercio; serán posibles visitas a monumentos o exposiciones con un tercio de aforo; lugares de culto con un aforo al 50 por ciento; actos y espectáculos de menos de 50 personas en lugares cerrados con un tercio de aforo y, si es al aire libre, con menos de 400 personas y todas sentadas.

4.-“Fase 3” o avanzada. Se flexibilizará la movilidad general aunque se recomendará el uso de la mascarilla fuera del hogar y en los transportes públicos. Se limitara el aforo al 50 por ciento y una distancia mínima de dos metros en el ámbito comercial; se suavizarán las restricciones de aforo y ocupación en restauración, aunque se mantendrán estrictas condiciones de separación entre el público.

El curso se reabrirá en septiembre

El Gobierno prevé que, con carácter general, el curso académico se reabrirá el próximo septiembre, aunque contempla la apertura excepcional de algunos centros para conciliar la vida familiar y la laboral y para realizar la Ebau a partir de la fase 2 de la desescalada planeada por el Gobierno.

Así lo ha dicho Sánchez este martes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en el que se ha aprobado el Plan para la Transición hacia una nueva normalidad.

La apertura del curso escolar “será en el mes de septiembre”, ha dicho, pero se contempla la apertura excepcional de centros para la conciliación y actividades de refuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *