La histeria generada por la adquisición de mascarillas es absurda

  • 29/02/2020
  • 0

Televisión Extremeña

En la picota 1.098

EDITORIAL

El estado de alarma que se ha generado con el coronavirus está alcanzando cotas inimaginables. La histeria por la adquisición de mascarillas está produciendo un desabastecimiento de este producto en las farmacias de todo el país. También está ocurriendo en nuestra región, donde por ejemplo, esta semana ha habido problemas de suministro en la ciudad de Mérida.

Pero lo que menos  podíamos esperar es que incluso se llegue a cometer pequeños hurtos para poder hacerse de ellas. Ayer conocimos que habían desaparecido 200 mascarillas del Hospital de Plasencia. No sabemos si para uso propio, que sería demasiado, o para venderlas en un supuesto mercado negro del producto.

Pero la paradoja por esta obsesión de llevarlas es que según los facultativos que saben del tema, no sirven para nada, al menos para las personas que no han contraído el virus, aunque sí para los que ya lo tienen para evitar que la saliva que los pacientes pueden expulsar por estornudos y tos, vaya a parar a otra persona.

La mejor opción par evitar contagios es mantener una higiene personal cuidada, lavándose las manos con jabón a menudo, sin que sea necesario el líquido desinfectante que se vende en algunos supermercados, otro producto cuyos fabricantes se están frotando las manos por su incremento de demanda.

Recién venidos de la Navidad, ya dije en otra picota que echando mano de los datos, la gripe común se cobra más víctimas que el coronavirus, y más de un mes y medio después se mantiene esta tesis, pues las víctimas en todo el mundo son comparables con la de cualquier campaña de gripe sólo en España, y no le echamos tanta cuenta.

En fin, la histeria no sirve para nada, por lo que recomendamos tranquilidad y a aquellas personas que tengan la tentación de sustraer mascarillas, que sepan que no son necesarias. Que hasta aquí hemos llegado.

Buenas noches.

– La Semana Santa será más inclusiva

Esta edición de la Semana Santa de Mérida será más inclusiva gracias a las iniciativas que preparan de forma conjunta el consistorio y la Junta de Cofradías para facilitar la presencia de personas  con movilidad reducida en los desfiles procesionales de la carrera oficial.

Entre las acciones que se llevarán a cabo destacan plataformas, programas de lectura fácil o la inclusión en los recorridos de las cofradías de tramos en silencio para personas con sensibilidad auditiva.

– El CIS sitúa a Vox como segunda fuerza política en Extremadura

El 30,3 por ciento de los extremeños votaría al PSOE si se celebrasen nuevas elecciones generales, según el Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al mes de febrero.

Según el barómetro Vox se situaría en segunda posición con un 17,1 por ciento, superando al PP que obtendría un 9,2%.

A continuación como los partidos elegidos para votar en unas nuevas generales en Extremadura aparecen Ciudadanos con un 6,6 por ciento y Unidas Podemos con el 5,3 por ciento, según el CIS de febrero.

Asimismo, a la pregunta de qué líder político preferirían que fuese presidente del Gobierno en estos momentos, los extremeños responden en un 34,2 por ciento de los casos que Pedro Sánchez, en un 15,8 por ciento Santiago Abascal, en un 10,5 por ciento Pablo Casado, en un 9,2 por ciento Inés Arrimadas, en un 3,9 por ciento Íñigo Errejón, en un 2,6 por ciento Alberto Garzón, en un 1,3 por ciento Pablo Iglesias, y en un 15,8 por ciento ninguno de ellos.

De igual modo, un 26,3 por ciento de los extremeños responde que le parece regular el acuerdo de coalición suscrito a nivel nacional entre PSOE y Unidas Podemos; la misma cifra (26,3 por ciento) que la considera muy mal. Mientras, un 22,4 por ciento lo considera mal; un 18,4 por ciento bien; y un 5,3 por ciento muy bien.

Sobre la composición del nuevo Gobierno, el 53,9 por ciento de los extremeños reconocen que le causa mala impresión; el 26,3 por ciento buena impresión; y el 17,1 por ciento reconoce que no le causa ni buena ni mala impresión.

Al mismo tiempo, un 59,2 por ciento de los extremeños según el CIS de febrero responde que cree que el nuevo Gobierno de coalición no podrá agotar los cuatro años de legislatura; el 19,7 por ciento entiende que sí que lo hará; y el 21,1 por ciento no sabe/no contesta.

También, en comparación con el anterior ejecutivo de Mariano Rajoy, el 27,6 por ciento de los extremeños según el CIS considera que las cosas van a ir algo mejor con el actual Gobierno de Pedro Sánchez; el 25 por ciento considera que irán mucho peor; el 19,7 por ciento que las cosas irán igual; el 15,8 por ciento que algo peor; y el 6,6 por ciento mucho mejor.

DATOS NACIONALES

Por su parte, a nivel nacional, el Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al mes de febrero mantiene al PSOE en cabeza con una estimación e voto del 30,9, similar a la del mes anterior y casi tres puntos por encima de su resultado del 10 de noviembre.

En segunda plaza figura al PP con un 18,9 por ciento, lo que supone que pierde un punto respecto a enero y dos respecto a las generales, mientras que Ciudadanos sube hasta el 8,1 por ciento, por encima de la encuesta de enero y del 10N.

Unidas Podemos y Vox se mantienen en cifras similares a las del mes anterior.

– Aznar y González critican la mesa de diálogo

El expresidente del Gobierno José María Aznar considera que la reunión de la mesa de diálogo celebrada entre el Gobierno de España y el Govern catalán tiene “muy graves consecuencias” y constituye un “elemento devastador para el sistema”. Su antecesor, Felipe González ha pedido “desdramatizar”, si bien ha reconocido que no era “por falta de preocupación”.

Tras indicar que “no pasó nada” en ese encuentro, González ha subrayado que fue una “performance para lo que viene en otoño” con las elecciones catalanas. Aznar le ha espetado entonces al socialista: “Tú no lo hubieras hecho y yo tampoco”.

Así se han pronunciado en la apertura del I Congreso Nacional de la Sociedad Civil con un debate centrado en “repensar España”, que ha estado moderado por el presidente del Real Instituto Elcano, Emilio Lamo de Espinosa. Este cónclave, celebrado en el Casino de Madrid, ha contado también con la intervención del alcalde de la ciudad, José Luis Martínez Almeida.

El expresidente del PSOE ha señalado que “parece” que esa reunión tenía que ver con la aprobación del techo de gasto. “¿Y qué necesidad hay de mezclar una cosa con otra?”, se ha preguntado, para pedir a los políticos quitarse “la navaja de la boca” y “reflexionar tranquilamente”.

González ha asegurado que el marco de la Constitución y la ley es el “perímetro en el que cualquier responsable político puede y debe hablar”. Si alguien rompe o pretende romper ese perímetro, ha avisado, “legitimará a otros a romperlo por la otra parte”, llevando a las turbulencias que se han provocado en España en épocas pasadas.

Ante sus palabras sobre la mesa de diálogo, Aznar le ha espetado a González: “Tu no la hubieras hecho y yo tampoco”. En su opinión, no se puede aceptar como “normal” que el Gobierno de España tenga una relación bilateral y un diálogo entre iguales con el Gobierno de una comunidad, algo que, a su entender, “choca con la Constitución y la normalidad institucional”.

REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN González ha afirmado, y Aznar se ha mostrado de acuerdo, que si se reformase la Constitución debería ser para dejar claro “cual es el precio a pagar por la lealtad constitucional”, un precio político, ha dicho, al margen de lo penal. En su opinión, si hay una reforma debería penalizarse “políticamente en serio la deslealtad”.

EL PACTO DEL  78, LO HAN ROTO Aznar ha indicado que hay una “amenaza real” al orden liberal y la democracia y ha subrayado que sus “enemigos” ejercen una “atracción fuerte” sobre muchas capas sociales en muchos países. Por eso, ha dicho que hay “serias razones para estar preocupados”.

Además, ha advertido de la falta de confianza en las instituciones y ha destacado que la gente pierde la fe en ellas cuando los políticos que les representan “dejan de creer en ellas”. En este punto, ha afirmado que el pacto del 1978 “lo han roto” y ahora hay que “reconstruir la sociedad”. “La cuestión es ¿Se puede hacer? Es posible hacerlo ahora? ¿Cómo es posible hacerlo ahora?”, se ha preguntado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *