Protección patrimonial de la arquitectura industrial de Mérida #ENLAPICOTA

  • 14/12/2022
  • 0
Televisión Extremeña

#ENLAPICOTA🍒 1477 con Fran Morillo

Rafael Angulo y Antonio Vélez se sientan #ENLAPICOTA🍒 para tratar los siguientes temas de interés:

-Gran parte de la gestora del Partido Popular de Mérida ha dimitido por la situación generada ante la designación de Fátima Mulero como candidata a la alcaldía por esta formación.

-Ciudadanos acusa al PP de «deslealtad» por captar su alcalde de Badajoz y da por roto su acuerdo municipal.

-La preservación de los edificios históricos privados con arquitectura industrial de la capital extremeña, como la estación de servicio abandonada junto al Polígono CEPANSA, enfrente de la Consejería de Agricultura.

La antigua gasolinera es un interesante edificio construido a comienzos de los años cincuenta que se encuadra dentro de los estilos historicista; tradicionalista; regionalista y eclecticista. Esta es la única estación de servicio de interés patrimonial de Extremadura y una de las pocas que quedan en España, debido a su monumentalidad y características constructivas. En otras partes del país, algunas gasolineras singulares se han protegido patrimonialmente, al desaparecer estas día a día. No es el caso de esta, que ha comenzado un grave proceso de deterioro y que carece de protección patrimonial municipal o autonómica.

Su promotor fue Francisco Martín Delgado y empezó a funcionar en 1953. Su arquitecto fue Luis Morcillo Villar (1902-1963),  arquitecto provincial y arquitecto municipal de Mérida, según escribe Francisco Barbudo Gironza en su libro “La transformación urbana de Mérida” (Badajoz, 2020). El mismo arquitecto proyectó el cine “Alcazaba”, en Mérida, hoy destruido, y el Teatro Menacho o la “Ciudad de la Beneficencia” en Badajoz.

El edificio tiene un cuerpo central y dos laterales. Las funciones de estas alas eran sala de espera y oficina, siendo la parte central el vestíbulo, con una pequeña área de servicios y almacén. Las fachadas de los tres cuerpos tienen cada una de ellas un arco de medio punto, característicos de la arquitectura de los años 50 en los pueblos de colonización. Sobre la parte central se sitúa una torre monumental de planta octogonal. La torre culmina en un mirador con ventanas. Un tejadillo cerámico la cubre. La utilidad de la torre sería albergar un depósito de agua y, sobre todo, ser iluminada y servir de reclamo publicitario. En cuanto a la marquesina, bajo la que están los surtidores, tiene planta trapezoidal. Son curiosas en el mismo las tres columnas de granito que pretenden imitar lo romano, así como el tejado piramidal cerámico. En el entablamento situado sobre las tres columnas hay dos paneles cerámicos hoy ocultos. En uno de ellos puede leerse la palabra “Gasolina”.

El arquitecto escribe respecto a la gasolinera en el proyecto: “Se ha adoptado para los edificios el estilo puramente regional, apoyándose el templete delantero en tres columnas de granito al estilo romano, siendo rematado por una pequeña cúpula triangular chapada de azulejo de dibujos de tonos verdes”.

 

Fuente: extremaduramisteriosa.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.