Investigado por vender «puntos» del carnet a 91 conductores de varias regiones, entre ellas de Extremadura

  • 17/08/2022
  • 0
Televisión Extremeña

Agentes de la Guardia Civil investigan a un hombre de nacionalidad armenia como presunto autor de un delito continuado de falsedad documental, acusado de ofrecer su identidad para figurar como el titular de delitos relacionados con denuncias de tráfico a cambio de una cantidad de dinero determinada. También investigan a las 91 personas que solicitaron estos servicios de falsificación en regiones como Extremadura.

Según ha informado el Ministerio del Interior a través de un comunicado, los autores de las infracciones identificaban al ciudadano armenio como conductor en el momento de la infracción para quedar eximidos de responsabilidad y evitar la pérdida de puntos en su permiso de conducción.

Por su parte, el investigado armenio, que es residente de un municipio de la Comunidad Valenciana, se publicitaba en Internet a través de diversas páginas web de anuncios donde ofertaba la venta de puntos de permiso de conducción con un precio de entre 75 y 200 euros por punto, además del importe de la sanción por la infracción.

El investigado tenía un saldo de -321 puntos

La persona investigada figuraba ya con un saldo en negativo de -321 puntos del permiso de conducción en los archivos de la DGT.

GUARDIA CIVIL
GUARDIA CIVIL

Hasta el momento se han imputado a 91 personas a lo largo del territorio nacional por su supuesta implicación en un delito de falsedad documental, con actuaciones en las comunidades de Madrid, Comunidad Valenciana, Aragón, Illes Balears, Comunidad Canaria, Castilla y León, Murcia, Galicia, Cantabria, Navarra, País Vasco, Extremadura, Cataluña, La Rioja y Andalucía.

El comienzo de la investigación surge cuando a mediados de 2021, durante un muestreo preventivo de alcoholemia, el conductor de una motocicleta hizo caso omiso a la señal de alto de un guardia civil de tráfico, obligando al agente a apartarse bruscamente para evitar ser arrollado.

Según los agentes, la motocicleta continúo la marcha a gran velocidad, cometiendo una sucesión de infracciones graves durante la huida. Los guardias civiles anotaron la matrícula de la moto y cursaron varias denuncias a la Jefatura Provincial Tráfico por las infracciones observadas.

Posteriormente, guardias del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT), procedieron a examinar el expediente abierto por la Jefatura Provincial de Tráfico de Illes Balears, ya que se habían presentado unas alegaciones contra la sanción impuesta al conductor de la moto. En dichas alegaciones, una persona de nacionalidad armenia asumía toda la responsabilidad de las infracciones, eximiendo de este modo al titular de la motocicleta.

Realizadas indagaciones, los agentes del GIAT pudieron comprobar que esta persona no disponía de permiso de conducción que le habilitara para la conducción de motocicletas y al mismo tiempo tenía una pérdida de vigencia del permiso de conducción, dimanante de la Jefatura de Tráfico de Valencia. Además el ciudadano armenio no había estado en Mallorca en la fecha en que se cometió la infracción.

Estos hechos, motivaron que se instruyeran unas diligencias por falsedad documental, fue investigado el titular de la motocicleta y un amigo suyo que supuestamente le ayudó a confeccionar el recurso administrativo.

Los guardias civiles continuaron con las investigaciones, y a través de la Jefatura de Tráfico se pudo obtener un listado que llamó «poderosamente» la atención a los agentes del GIAT, ya que el ciudadano armenio aparecía como autor de numerosas infracciones graves cometidas la gran mayoría en territorio peninsular.

En todas las infracciones se daba la circunstancia que tenían la característica en común que conllevaban la pérdida de puntos del permiso y en las que los titulares de las motocicletas eran otra persona que al notificarle la DGT la sanción. Todas las infracciones eran supuestamente realizadas por el ciudadano armenio para quedar eximidos de responsabilidad.

La Guardia Civil ha advertido de que no se descartan nuevas investigaciones al estar la operación en fase de explotación, ya que se podrían detectar nuevos expedientes fraudulentos. Las investigaciones han sido llevadas a cabo por el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico de la Comandancia de las Islas Baleares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.