Se suspende el velatorio de fallecidos y se limita a diez personas el acompañamiento en inhumaciones e incineraciones

  • 30/03/2020
  • 0
Tanatorio de Mérida
Televisión Extremeña

Hoy hemos conocido una nueva medida de la Junta de Extremadura para prevenir la propagación del COVID-19 en sepelios. La administración autonómica suspende el velatorio de fallecidos por cualquier motivo, aplaza la celebración de funerales civiles o religiosos, mientras que restringe a los “allegados y familiares directos” el acompañamiento del cadáver en la inhumación o incineración, que no debe superar las diez personas.

Así se recoge en una resolución del vicepresidente Segundo y consejero de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, publicada este lunes en el Diario Oficial de Extremadura (DOE), y en la que se se acuerdan medidas preventivas y recomendaciones en materia de sanidad mortuoria a consecuencia de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19.

Mediante esta resolución se suspende la realización de cualquier actividad de tanatopraxia y tanatoestética, y prohibe la extracción de marcapasos, aparatos a pila o similares, por lo que permite “como única técnica de conservación la refrigeración del cadáver”.

Además, se suspende cualquier actividad de vela de cadáveres, tanto en establecimientos públicos como privados, y restringe la vela en el domicilio particular exclusivamente a los residentes en éste, mientras que aplaza las ceremonias fúnebres civiles o religiosas, hasta la finalización del estado de alarma.

También se restringe el acompañamiento del cadáver en la inhumación o incineración estrictamente a los allegados y familiares directos, ante lo que recomienda que la afluencia no supere el número de diez personas, según el grado de filiación al fallecido, respetándose en todo momento la distancia de seguridad, y evitando las demostraciones de apoyo y afecto que pudieran implicar su incumplimiento.

También se establece que el enterramiento, incineración o donación a la ciencia del cadáver, se realizará sin tener que esperar a que se cumplan veinticuatro horas desde el fallecimiento, siempre y cuando este hecho no sea contrario a la voluntad del difunto o la de sus herederos.

Respecto a los fallecidos a causa del coronavirus, la Junta establece que el manejo y acondicionamiento del cadáver se realizará siguiendo las indicaciones establecidas en el protocolo y basada en el ‘Procedimiento para el manejo de cadáveres de casos Covid-19 del Ministerio de Sanidad’.

Esta resolución es efectiva desde hoy lunes, 30 de marzo, y mantendrá sus efectos hasta la finalización del estado de alarma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *