Se convoca un concurso de ideas para definir el aspecto de la manzana del convento de las Concepcionistas

  • 16/07/2020
  • 0
CONVENTO DE LAS CONCEPCIONISTAS
Televisión Extremeña

El consistorio de la capital extremeña ha convocado un concurso de ideas para definir el nuevo aspecto de la manzana del convento de las Concepcionistas, entre las calles Beatriz de Silva, Concepción, San Francisco y Plaza de la Constitución.

El consistorio ha aprobado el expediente para la contratación de un concurso de proyectos cuyo plazo de presentación de ofertas será de dos meses a partir de este viernes, 17 de julio, por un importe de 118.277 euros.

El concurso lo ganará el proyecto que mejor integre los nuevos espacios verdes y paseos con la rehabilitación de los edificios que por su valor arquitectónico se mantendrán en pie.

El contrato se adjudicará mediante el procedimiento de negociado sin publicidad a la empresa que resulte ganadora del concurso de ideas y que mejor puntuación obtenga tras la valoración de los criterios económicos y cualitativos.

Según explica la portavoz del equipo de Gobierno Local, Carmen Yáñez, con este concurso “se pretende configurar la trama urbana con los espacios libres interiores existentes en el propio convento y aquellos que puedan derivarse de las modificaciones que se contemplen en los espacios edificados, y por tanto, en la trama urbana de la ciudad”.

Yáñez afirma que la intención es mantener, por una parte, con el uso dotacional previsto, las zonas que están ya contempladas para su protección dentro del Catálogo Arquitectónico del PGOU y del Plan Especial del Conjunto Histórico Artístico y Arqueológico vigente, pero también aquellas construcciones que por sus características o tipología constructiva puedan considerarse con una antigüedad suficiente para su conservación.

“Las propuestas deben proyectar las rehabilitaciones que se estimen oportunas e integrar los espacios libres interiores y aquellos que generen con la trama urbana colindante sobre los que también pueden plantearse su diseño y modificación, es decir con la plaza de la Constitución, Beatriz de Silva con el Rincón de los Poetas, Concepción y calle San Francisco”, subraya Yáñez.

Los espacios libres exteriores se considerarán fundamentalmente como zonas de paseos y estancia, mejorando y ampliando los que se estimen y las zonas verdes. Deberá tenerse en cuenta los árboles de gran porte existentes para su conservación, indica el ayuntamiento en una nota de prensa.

Se pretende con la solución que se plantee que se pueda dar un uso dotacional a los espacios a conservar y rehabilitar los elementos de mayor valor de la edificación existentes, para lo cual se pide a las empresas que concurran que propongan “tratamientos adecuados de fácil mantenimiento y estéticamente acordes con el entorno”.

Los criterios de adjudicación que se aplicarán tendrán que ver con la calidad de la propuesta, sus valores técnicos, las características funcionales, tanto de edificaciones como de los espacios urbanos “y la calidad arquitectónica de la soluciones, tanto en espacios libres interiores como exteriores”.

Asimismo, se va a valorar de forma positiva la “calidad cultural y arqueológica de las propuestas así como la medioambiental”, aclara la Portavoz.

UNA COMPRA DEFINIDA POR EL AYUNTAMIENTO COMO “HITO HISTÓRICO”

Con este concurso de ideas se da “un paso fundamental” para conocer el proyecto que se va a llevar a cabo en este recinto adquirido por el ayuntamiento el pasado año para que forme parte del patrimonio público de los emeritenses.

Una compra que supuso “un hito en la historia de Mérida”, puesto que esa manzana que recorre las calles Beatriz de Silva, Concepción, San Francisco y Plaza de la Constitución ha sido parte fundamental de la historia de la ciudad desde hace siglos. Concretamente desde el siglo XVI con la creación del convento y la iglesia, de estilo gótico. El edificio se articula en torno a un claustro rectangular con galerías porticadas.

También cuenta con jardín interior y varios edificios que funcionaron como alojamientos. Desde 2009 esta manzana se encuentra cerrada, tras la marcha de las concepcionistas, por lo que durante una década, este “emblemático lugar de la capital autonómica ha estado en desuso”.

Un recinto que ocupa una extensión de 2.785 metros cuadrados que es propiedad de los emeritenses. El valor histórico del edificio se centra “casi en exclusiva” en su Iglesia, de la que destaca el cuerpo del presbiterio y las portadas exteriores. Según los expertos es un edificio de gran valor histórico-arquitectónico que el Ayuntamiento abrirá y dará uso público.

Dicha compra se realizó por valor de 847.000 euros, obtenida “tras varias negociaciones y alcanzando un precio inferior” al que se tendría que abonar si hubiese sido expropiado. Una importante inversión que asumió el consistorio gracias al “excelente ejercicio” económico de 2018 que arrojó superávit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *