Se aprueba el presupuesto del consistorio con los votos de PSOE y Unidas por Mérida

  • 14/05/2020
  • 0
Televisión Extremeña

El pleno del Ayuntamiento de Mérida ha aprobado inicialmente el presupuesto municipal para el ejercicio 2020 con los votos a favor del PSOE y de Unidas por Mérida, y en contra del PP, CS y VOX.

La sesión plenaria, que ha comenzado con un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas del Covid-19, se ha desarrollado telemáticamente a excepción del alcalde y los portavoces de los grupos municipales, que han estado presentes en el salón de plenos del consistorio emeritense.

La delegada de Hacienda, Carmen Yáñez, ha sido esbozado las líneas generales de las cuentas para 2020, que estará dotado con más de 51 millones de euros. En su opinión, están “a la altura de las circunstancias” y constituyen el expediente más importante de cuantos se abordan porque permite llevar a cabo las políticas y proyectos de la administración local.

En su intervención Yáñez, ha recalcado que el Gobierno local ha cumplido la regla de gasto y por este motivo arroja “los mayores datos de superávit desde junio de 2015”.

La Portavoz ha recordado que la ejecución presupuestaria del 2019 ha sido del 91’5% “incrementando el valor patrimonial del ayuntamiento y apostando por las inversiones en obras públicas y una importante amortización de deuda, por debajo del 50% de los préstamos”. El presupuesto incluye un total de 3,5 millones en políticas sociales, un 7 % del presupuesto.

Recoge una partida de ayudas extraordinarias para la situación creada por el Covid 19, que suman 1,7 millones de euros. También contempla el inicio de trámites para la licitación de un nuevo Plan General de Ordenación Urbana.

Las cuentas municipales ofrecen un superávit superior a los 9 millones de euros de los que, como establece el Ministerio de Hacienda, un total de 4.230.000 euros irán destinados a la amortización de deuda. Otra partida del superávit va dirigida a las Inversiones Financieramente Sostenibles, el 20%, del que ya puede disponer el consistorio. A esto se añade una para medidas extraordinarias frente al Covid-19 con una partida superior al 1.750.00 euros. En este sentido se contempla un Plan de Empleo Público (260.000 euros) con la previsión de que se puedan emplear a más de 200 personas, la mayoría a jornada completa.

Un Plan de Estímulo al Comercio (490.000 euros), Ayudas a Turismo (490.000 euros) que incluyen planes de promoción y puesta a punto y con la tecnología como elemento fundamental, Ayudas a Contingencias Cociales (365.000 euros) que se unirán a todas las partidas sociales de 3 millones de euros que ya contempla del presupuesto, “más las ayudas y programas que vienen de otras administraciones y a las que nos sumamos” recalca Yáñez. Finalmente, habrá también un Plan de Incentivación Obra Privada

El presupuesto, además, recoge la mejora de la Limpieza y Parques y Jardines de la ciudad con la ampliación del contrato de FCC en más de 600.000 euros.

Por su parte, el alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, momentos antes de la votación de las cuentas ha valorado que no se trata de un presupuesto “dogmático”, ya que ha dejado los “principios” a un lado para responder al “interés de la ciudadanía”.

VALORACIÓN DE LOS GRUPOS DE LA OPOSICIÓN

En el turno de respuesta de los grupos de la oposición, la portavoz del Grupo Municipal Popular, Pilar Nogales, ha criticado que se ha enterado de muchas de las medidas contenidas en las cuentas municipales por la prensa y, aunque ha reconocido que se ha pedido la colaboración de la oposición, ha lamentado que sus aportaciones no se hayan tenido en cuenta.

En este sentido ha criticado que el PP no haya tenido el mismo trato que Unidas por Mérida, además de indicar que el equipo de gobierno ha optado por una “estrategia política” en lugar que por el “bien general” y ha considerado que ha perdido una “magnífica oportunidad” para demostrar un talante negociador.

También, en su opinión, el presupuesto para 2020 es “continuista” respecto del anterior y que incluye “insuficientes partidas” para propiciar la recuperación ante la situación del Covid-19.

Además, los ingresos son “poco rigurosos y poco realistas” y reflejan “demasiado optimismo”, mientras que, respecto a los gastos, Nogales ha considerado que su partido hubiera apostado por que las medidas extraordinarias que contienen las cuentas hubieran sido “más generosas”.

Por parte de Ciudadanos, su portavoz municipal, Andrés Humánez, ha calificado estas cuentas como un “presupuesto exprés” y que, a pesar de que es presupuesto formal, “no se ajusta a la realidad material”.

Así, aunque cumple con el objetivo de estabilidad, sostenibilidad financiera y ejecución, en su opinión, no contempla un escenario que se ajuste a la actualidad de la crisis generada por el Covid-19 y ha añadido que no cree que la ciudad sea capaz de cumplir la previsión de ingresos contenida en las cuentas.

En esta línea, Humánez ha apostado por incrementar el control y la evaluación para gastar mejor, además de considerar insuficiente el importe destinado para las familias de Mérida afectadas por el Covid-19.

Finalmente, el edil ha tendido la mano al equipo de gobierno para actuar ante la situación que se avecina en los próximos meses, porque se ha mostrado convencido de que la oposición “tiene mucho que decir”, al tiempo que ha propuesto una serie de medidas para tal fin, entre las que se encuentra un Plan de Contingencia Sanitaria, un protocolo de actuación sanitaria en el caso de rebrote o la activación de mecanismos de atención psicológica para los afectados por Covid-19.

Por su parte, el portavoz de Unidas por Mérida, Álvaro Vázquez, ha considerado que en un escenario de “incertidumbre absoluta” como el actual “difícilmente” se puede determinar cuáles son los ingresos y cuáles son los gastos, por lo que le ha sorprendido que se pronostique un 8 por ciento de aumento de los ingresos municipales.

Asimismo, ha aseverado que presentar un presupuesto en este contexto tiene “un poco de atrevido, como mínimo”, por lo que ha aseverado que, en su opinión, se necesita un nuevo presupuesto que se adecue a las circunstancias actuales.

Además, ha dicho que la pretensión de su grupo a la hora de apoyar el presupuesto es que el ayuntamiento tenga el instrumento técnico que le permita tener las partidas que puedan solventar las dificultades en un escenario a medio plazo, ha dicho, por lo que ha apostado por “calzarnos del calzado adecuado para seguir andando”.

También Vázquez ha dicho que “no tiene mucho sentido” tener un presupuesto con superávit en una ciudad con necesidades, por lo que ha apostado por incentivar inversiones que requieran de mano de obra.

Finalmente, el portavoz de VOX, Ángel Pelayo Gordillo, ha lamentado que estos presupuestos sean “inoportunos”, dado las circunstancias cambiantes derivadas de la crisis del Covid-19, además de criticar que serán unas cuentas para solo “medio año”.

También ha dicho el edil que las bases de los presupuestos son “irreales” y ha considerado que no se ha tenido en cuenta una eventual caída de los ingresos a consecuencia de la crisis en ciernes, por lo que, en su opinión, es “muy optimista” contar con un 8 por ciento de aumento de la recaudación.

Al mismo tiempo se ha mostrado contrario a una subida de impuestos y tasas en 2020, ya que, en las actuales circunstancias, lo que se debería hacer es liberar a los ciudadanos de las obligaciones fiscales.

Por último, ha recordado una serie de propuestas que ha realizado su grupo consistentes en determinadas bonificaciones durante el estado de alarma y tras él, cuya bajada de ingresos se supliría con una optimización del gasto y suprimiendo los “gastos innecesarios”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *