La Junta rehabilitará 16 viviendas públicas de San Lázaro para mejorar la eficiencia energética

  • 05/06/2021
  • 0
Barriada de San Lázaro
Televisión Extremeña

La Consejería de Movilidad, Transporte y Vivienda ha sacado a licitación por un importe de 295.420 euros la contratación de las obras de rehabilitación energética de un bloque de 16 viviendas de promoción pública en la barriada de San Lázaro de Mérida. Las ofertas se podrán presentar hasta el 28 de junio.

El contrato, que se enmarca dentro del proyecto LIFE ReNatural NZEB, se divide en dos lotes con criterios de contratación pública ecológica: uno destinado a la rehabilitación de la envolvente y otro para la sustitución de carpinterías exteriores.

En las fachadas se instalará un sistema de aislamiento térmico por el exterior que consiste en aplicar un revestimiento aislante con placas de aglomerado de corcho expandido y bajo la cubierta se realizará un insuflado de celulosa reciclada.

En cuanto a las carpinterías exteriores, se sustituirán todas las de aluminio y los cristales de vidrio sencillo por otras de madera y vidrios dobles bajo emisivos o laminares de seguridad y se complementarán con persianas de aluminio de imitación a madera.

Esta actuación está en consonancia con los compromisos de sostenibilidad y de reducción de la huella de carbono en el sector de la construcción. Además, se apuesta por combatir la pobreza energética y por la eficiencia energética en las viviendas de promoción pública, así como por la mejora de la habitabilidad, ahorro y confort de las familias residentes en estas viviendas.

Con esta solución se persigue mejorar el comportamiento fundamentalmente térmico, pero también acústico de la envolvente térmica de las viviendas (fachadas y cubiertas), lo que incide en una reducción de la demanda de energía que necesita la vivienda para alcanzar el confort térmico en su interior.

Redundará además en una disminución de los gastos en calefacción y climatización para las personas usuarias y en un beneficio para el conjunto de la sociedad, ya que con esta disminución de los combustibles necesarios para calefactar y climatizar la vivienda se produce una reducción de emisiones de CO2.

El proyecto, cofinanciado con la contribución del programa Life de la Unión Europea, contempla la monitorización de las viviendas como prototipos para verificar la eficacia de las soluciones constructivas con los materiales naturales y reciclados que se contemplan.

La monitorización prevista consiste en la instalación de una serie de sensores en las viviendas para conocer las condiciones ambientales interiores (temperatura, humedad, concentración de CO2 y concentración de CO), las condiciones ambientales exteriores (temperatura y humedad) y el consumo eléctrico.

Esta monitorización se instalará previamente a la realización de las actuaciones y se mantendrá una vez hechas las intervenciones. Los datos obtenidos se almacenarán en bases de datos de series temporales y permitirán analizar la variación de las condiciones interiores y de los consumos en cada una de las viviendas que componen los prototipos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *