El consistorio emeritense reduce su deuda en 6 millones de euros en 2021

  • 12/01/2022
  • 0
Televisión Extremeña

? #EnLaPicota 1.324 con Fran Morillo

-El consistorio emeritense reduce su deuda en 6 millones de euros en 2021 en un año en el que ha adquirido varios inmuebles como son los de la calle Cardero para la futura plaza de Santa Eulalia, la calle Arzobispo Mausona para incorporarlo al Teatro María Luisa o Hernán Cortés para construir la Ciudad de la Infancia.

-Se pone en marcha el sistema de altas automáticas por siete días para las bajas por Covid, a menos que el paciente presente síntomas de que persiste la enfermedad.

-Campamento dignidad exige a la Junta una política de viviendas públicas para ponerlas a disposición del medio centenar de familias con problemas de alojamiento en Mérida.

-Extremadura se marca el objetivo de llegar a los dos millones y medio de viajeros en 2025 y alcanzar los 30.000 empleos directos en el sector turístico.

-La jornada de este miércoles se caracteriza por los cielos despejados y el descenso de las temperaturas, con mínimas que caerán hasta los 2 grados en la capital autonómica.

El ministro de Cultura, Javier Solana; el presidente italiano, Francesco Cossiga; el presidente del ejecutivo extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra; los Reyes de España, Juan Carlos y Sofía; y el director general de Bellas Artes, Dionisio Hernández Gil, escuchan las explicaciones del arquitecto Rafael Moneodurante el acto de inauguración del Museo Nacional de Arte Romano de Mérida (1986) / D. Blanco

Recordamos con Antonio Vélez y Domingo Hidalgo la figura de Dionisio Hernández Gil, (Cáceres, 1934 – Madrid, 21 de diciembre de 2021), arquitecto especializado en restauraciones de edificios históricos. En 1981 fue nombrado subdirector general de Restauración de Monumentos y entre 1983 y 1986 fue Director General de Bellas Artes y después primer director general del Instituto de Restauración y Conservación del Patrimonio Cultural de España, organismo creado por su iniciativa. En estos cargos desarrolló una modernizada política de restauración y protección de los monumentos españoles. Ejerció la profesión de arquitecto desde su estudio sobre todo en restauración de monumentos, destacando en su obra la restauración del Convento de San Benito de Alcántara (Cáceres), entre 1973 y 1977 realizó las obras de rehabilitación de edificios históricos para la Universidad de Extremadura y en esos años restauró también la Catedral de Coria y las iglesias de Santa María y San Martín de Trujillo, así como la remodelación de las cubiertas del Museo del Prado en 1995. Fue el autor de la transformación del convento de San Juan de Dios en Mérida en la actual Asamblea de Extremadura (1984-1985) y fue clave para la construcción del Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, que encargó a Rafael Moneo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.